PORTADA PRINCIPAL

jueves, 16 de julio de 2015

"MISA DE CAMPAÑA" Y DE CLAUSURA DE LA NOVENA DE LA VIRGEN DEL CARMEN.



Seguir leyendo toda la crónica pinchando con el ratón abajo en "Más información".


En la mañana del miércoles 15 de julio, un grupo de vecinos del Barrio de San Juan instalaban el altar, que todos los años realizan desde hace más de un siglo, en la Plaza de San Juan, junto a los Balcones de Madera.

Se colocaba así la imagen de la Virgen del Carmen, de pequeñas dimensiones y tallada en madera, datada en 1911 y que, a diferencia de otras similares que se usaban para la misma función, se salvó de la destrucción de la Guerra Civil gracias a que fue escondida por unos vecinos en un pajal. Desde entonces esta imagen es custodiada cada año por un vecino del Barrio en su casa.


Por la tarde la Asociación de Vecinos del Barrio de San Juan preparaba la megafonía y más de un centenar de sillas para la celebración de la Eucaristía, así bancos llevados de la Iglesia de San Juan Bautista. En esta ocasión se ha colocado un toldo para proteger del sol el espacio reservado a la Mesa del altar.


A las 20:00 horas ha comenzado el rezo del Santo Rosario dirigido por Don Amador; y luego, a continuación, a las 20:30 horas, por segundo año consecutivo, daba comienzo la celebración de la Santa Misa de "Campaña", presidida por nuestro Párroco, Don Emilio José Fernández, y concelebrada por Don Antonio Sánchez, Párroco del Espíritu Santo de Espinardo, de la diócesis hermana de Cartagena (Murcia). El canto ha sido dirigido por el coro rociero "Gotas de Andalucía".



Al inicio de la Eucaristía el Párroco bendijo el altar de la imagen de la Virgen del Carmen, que este año ha estrenado un nuevo dosel de color salmón, en sustitución del anterior de color azul.


Durante la homilía, el Párroco subrayó el amor que se le tiene a la Virgen del Carmen en nuestro Barrio, y que el altar que se le hace en la Plaza de San Juan, es como un faro que muestra la luz a este Barrio de San Juan, una luz que debe de brillar los 365 días del año e iluminar los momentos de dudas y tinieblas de su gente, mostrándonos a Cristo, la verdadera Luz que ilumina nuestras existencias.


Durante la celebración se ha pedido por las necesidades del Barrio de San Juan y de la ciudad de Baza, por los Difuntos y por las personas que trabajan y viven del mar. 


Se ha terminado con el Oficio de la Novena, en su último día, en un ambiente festivo y de alegría, dando así comienzo a una noche de velada en honor a la Patrona del Barrio.