PORTADA PRINCIPAL

martes, 14 de abril de 2015

PRIMERA CONFERENCIA DE LA XXIV SEMANA TEOLÓGICA DIOCESANA EN BAZA.

El Obispo de Guadix, Don Ginés García, abre la Semana Teológica como primer ponente.


COMIENZA LA XXIV SEMANA TEOLÓGICA DIOCESANA EN BAZA, Y LO HACE CON LA PONENCIA DEL OBISPO DE GUADIX, DON GINÉS GARCÍA, SOBRE EL SÍNODO DE LOS OBISPOS CELEBRADO EN ROMA.
CUATRO DÍAS CON CUATRO CONFERENCIAS EN LAS QUE SE ABORDARÁ EL TEMA DE LA FAMILIA DESDE EL PUNTO DE VISTA CRISTIANO.
ASISTENCIA DE CASI TODOS LOS SACERDOTES Y PARROQUIAS DE LA ZONA NORTE DE LA DIÓCESIS DE GUADIX.

Seguir leyendo toda la crónica pinchando con el ratón abajo en "Más información".


El Obispo accitano, Don Ginés García, inaugura en Baza la XXIV Semana Teológica diocesana que se celebrará del lunes 13 al jueves 16 de abril, a las 20:30 horas, en el auditorio Antón García Abril, del Conservatorio de Música José Salinas

Este año la Semana de Teología comenzaba en el día de ayer, lunes 13 de abril, con la primera de las cuatro ponencias dedicada a "la familia, esperanza de la sociedad" impartida por el Obispo de Guadix, Don Ginés García.


El Obispo ha empezado su intervención destacando cómo la familia y el matrimonio es un tema que interesa y preocupa, pues es algo que afecta a lo más íntimo de la sociedad en un momento donde paradógicamente todas las encuestas valoran la familia pero al mismo tiempo se viven signos de la crisis en el matrimonio.

Partiendo de esta premisa, la Iglesia ha tratado este tema en un sínodo extraordinario celebrado hace unos meses donde se ha abierto un debate abierto para que la Iglesia anuncie la belleza del evangelio del matrimonio pero a la par buscar las respuestas a los grandes desafíos que plantea el matrimonio y la familia en el momento actual.


Don Ginés ha dado una visión muy completa de la intención de este Sínodo de los Obispos, de las respuestas que las distintas diócesis del mundo han contestado a unos cuestionarios que desde la Secretaría del Sínodo se hicieron llegar a todas las conferencias episcopales. En esta ocasión, el Papa Francisco ha estado en silencio queriendo escuchar y no no pronunciarse hasta que los temas planteados maduren y estén más estudiados en el próximo Sínodo Ordinario del mes de octubre.

El ponente ha dejado muy claro, que el Sínodo no ha venido a cambiar la doctrina, sino actualizar la pastoral familiar. De igual modo, ha presentado las dos visiones que los padres sinodales han debatido e intentando conjugar la fidelidad a la doctrina de la iglesia, teniendo como fuente la Revelación, frente a las respuestas de los desafíos actuales de la familia. 


Don Ginés ha destacado la visión cristológica que tiene la familia, el amor vocacional de los esposos, que es el mismo amor de Cristo hacia su Iglesia y ha recordado los fines del matrimonio: el bien de los esposos, es decir hacerse felices los cónyuges, la procreación junto con la educación de la prole. Y es que la fidelidad y la apertura a la vida nunca se han puesto en duda en dicho Sínodo pese a que los medios de comunicación han presentado unas conclusiones que no se ajustan a la realidad.

No obstante, el punto de discrepancia estaba en el principio de la verdad y misericordia. Es decir, que prevalece en determinados casos, la verdad doctrinal o la puesta en práctica de la misericordia. Y concretando más, ha hecho alusión a los divorciados vueltos a casar en un matrimonio no canónico para la recepción de los sacramentos de la penitencia y comunión. 


El Obispo ha insistido en que hay que hacer un discernimiento espiritual para la aplicación de una buena pastoral familiar, hay que acompañar a los matrimonios en dificultad sin olvidar que el matrimonio es sí es eterno, es indisoluble y esto crea una nueva unidad que es la familia a no ser que sea nulo.

En este nuevo escenario cultural que afecta también a la familia, la Iglesia debe de dar respuestas para presentar el matrimonio como una vocación auténtica y como tal se requiere fidelidad y coherencia. El Obispo de Guadix terminaba su reflexión con los siguientes puntos: 

1. Matrimonio e iniciación cristiana. El gran reto es hablar de iniciación cristiana, es hacer cristianos de verdad creando verdaderos procesos de iniciación cristiana con paciencia. 

2. Hay que apostar por la preparación del matrimonio. Y no solamente con charlas preparatorias al sacramento, sino que debe ser un preparación remota, próxima e inmediata. 

3. Acompañamiento a los matrimonios y familias con una sana y eficaz pastoral familiar. 

4. Necesidad de la cercanía a la familia en las situaciones difíciles, y en concreto en las crisis familiares.


La conferencia terminó con un fuerte y prolongado aplauso de más de 160 personas venidas de Caniles, Zújar, Puebla de don Fadrique, Huéscar, Galera, Benamaurel ... y de las cuadro parroquias de Baza. 

Hoy martes 14 de abril, la ponente será María Martínez Orbegozo, Directora de Cultura para la Vida, de Arguments, que abordará el tema “Medios de comunicación y cultura para la vida”.

Compartido de www.semanasantadebaza.com