PORTADA PRINCIPAL

lunes, 30 de noviembre de 2015

CELEBRADAS LAS PRIMERAS CONFESIONES DE LOS NIÑOS DE CATEQUESIS DE LA PARROQUIA.




Seguir leyendo toda la crónica pinchando con el ratón abajo en "Más información".


Por segundo año consecutivo se celebran en nuestra Parroquia las Primeras Confesiones de los Niños de Catequesis de Infantil al comienzo del curso pastoral, en el mes de noviembre; por segunda vez, por cuestión de espacio, esta celebración comunitaria de la penitencia se ha hecho en la Iglesia de la Piedad.

En la mañana del domingo 29 de noviembre, tras la Misa Parroquial en la Iglesia de San Juan Bautista, daba comienzo, a las 13:00 horas, en la Iglesia de la Piedad, la celebración comunitaria del sacramento de la Penitencia, presidida por el Párroco. Todos los niños del tercer curso de Catequesis de la Parroquia que durante el mes de mayo próximo harán su Primera Comunión han sido los protagonista, acompañados de sus catequistas y familias.

El acto comenzaba con los ritos iniciales propios y proseguía con la confesión individual de cada uno de los niños y niñas, habiéndose confesado también las catequistas y algunos familiares. Se terminaba con los ritos finales propios y con una oración a la Virgen de la Piedad, la Patrona.

Después las familias han preparado una fiesta-comida para todos los asistentes en el patio del Convento de la Merced, que ha sido al mismo tiempo una ocasión para la convivencia.

Al ser un número superior al de años anteriores, como ya ocurriera en otra ocasión, el Párroco junto con las catequistas han sido los que han tomado la decisión de que este acto se realizara en la Iglesia de la Piedad y en las dependencias del Convento de la Merced, pues los salones parroquiales que hay anexos a la Iglesia de San Juan Bautista no tienen la suficiente capacidad para haber acogido a tantas personas como han participado.

La razón por la que los niños y niñas han recibido al comienzo del curso pastoral el sacramento de la Reconciliación ha sido para que así puedan acercarse a este sacramento en varias ocasiones más antes de recibir por vez primera el de la Eucaristía, para que de este modo puedan ir comprendiendo mejor el sentido y la importancia del perdón al vivirlo a través del sacramento de la Penitencia y no lo consideren a éste como un mero trámite para hacer la Primera Comunión.