PORTADA PRINCIPAL

sábado, 7 de noviembre de 2015

LA BANDA MUNICIPAL DE BAZA HONRA A SU PATRONA, SANTA CECILIA, CON UNA MISA EN LA IGLESIA DE LA PIEDAD.



Seguir leyendo toda la crónica pinchando con el ratón abajo en "Más información".


La fiesta litúrgica de Santa Cecilia, Patrona de la Música y de los que desarrollan esta disciplina artística, se celebra el día 22 de noviembre. La Banda Municipal de Baza, dirigida por Don Tomás Pujol, todos los años honra a la Santa con una Misa cantada y preparada por sus componentes. El año pasado esta Misa cantada se hizo en la Iglesia de San Juan Bautista.

Este año, el lugar elegido para esta celebración eucarística ha sido la Iglesia de la Piedad, y será el jueves 19 de noviembre, a las 20:30 horas, suprimiéndose la Misa que en horario ordinario se celebra todos los jueves a las 19:30 horas.

Esta Eucaristía, presidida por el Rector del Templo, Don Emilio José Fernández, estará preparada por los componentes de la Banda Municipal y por sus familiares. Serán estos mismos músicos los que acompañen con su canto y sus instrumentos en esta celebración litúrgica.


Santa Cecilia, a la que se festeja litúrgicamente en la Iglesia el día 22 de noviembre, ha tenido una notoria devoción a lo largo de los siglos, llegando a ser Patrona de la música, pero a pesar de eso no se sabe tanto de su vida como podría parecer. Se nos presenta a Cecilia como perteneciente a una familia ilustre de la nobleza romana, allá por el siglo III. Bautizada a los 13 años, se le esboza con una vida de virtud. Pese a casarse, opta por la virginidad y la dedicación al Señor, hasta que, conocidas públicamente sus ideas cristianas, es hecha mártir. De la primera narración sobre su vida surge su patronazgo sobre la música. Concretamente, de la frase "Mientras tocaba el órgano, Cecilia cantaba salmos al Señor". Este relato escrito de las Actas de la mártir se grabó en mosaicos, y se decoró en frescos y miniaturas, creciendo su relación con el ámbito de la música hasta que llegó a patrona en fechas no muy lejanas. Podemos imaginarla ahora en el cielo cantando salmos al Señor, y pidiendo por nuestras intercesiones para que podamos acompañarle algún día en su coro.