PORTADA PRINCIPAL

PORTADA PRINCIPAL

jueves, 18 de junio de 2015

LA AGRUPACIÓN DEL STO. SEPULCRO ENTREGA AL OBISPADO DE GUADIX UN BORRADOR DE LOS ESTATUTOS.



Seguir leyendo toda la crónica pinchando con el ratón abajo en "Más información".


Durante los meses de enero y de febrero pasados se reunió en varias ocasiones la Comisión creada por la anterior Junta de Gobierno de la Agrupación Parroquial del Santo Sepulcro para elaborar un borrador de los futuros Estatutos con los que poder solicitar posteriormente al Obispado de Guadix la concesión que reconocería a dicha Agrupación como Hermandad canónica.

El borrador de los Estatutos fue presentado a todos los hermanos y hermanas de la Agrupación Parroquial del Santo Sepulcro en un Cabildo que tuvo lugar en la tarde del sábado 14 de marzo, en la Sala Juan Pedernal del Convento de la Merced, donde tiene su sede canónica.

En el Cabildo, de carácter extraordinario y presidido por el Párroco y Consiliario, junto a la Presidenta anterior, Doña Mari Ángeles Martínez,  una vez hecha la presentación, el borrador de los Estatutos fue aprobado por unanimidad una vez hecha la votación.

Constituida la actual Junta de Gobierno, el sábado 16 de mayo, ésta ratificó la aprobación hecha en el Cabildo extraordinario y asumió el compromiso de entregar el borrador de los Estatutos, cuando el Párroco lo considerara oportuno, al Obispado de Guadix junto a la solicitud escrita para que se conceda el nombramiento canónico de Hermandad.

En la tarde el jueves 18 de junio, la Presidenta de la Agrupación, Doña Ana Noguera, acompañada de la Vicepresidenta, Doña Toñi Lozano, han entregado al Secretario Diocesano de Hermandades y de Cofradías, Don Antonio Manuel Travé, el borrador de los Estatutos, que, a su vez, en última instancia, debe de presentar al Obispo para que los estudie y los apruebe si lo considera conveniente. 

También el borrador de los Estatutos puede ser devuelto en caso de que se le tengan que hacer enmiendas o correcciones; para lo cual se reuniría nuevamente la Comisión que los ha creado y, una vez corregidos, se enviarían nuevamente al Obispado, pero en esta ocasión se haría sin necesidad de ser presentados y aprobados nuevamente en Cabildo, pues en el anterior Cabildo se autorizó a la Junta de Gobierno para que pueda hacer las correcciones que sean necesarias.