PORTADA PRINCIPAL

PORTADA PRINCIPAL

miércoles, 3 de junio de 2015

SANTORAL LITÚRGICO. Mes de junio de 2015.



SAN JUSTINO, SAN CARLOS LUANGA, SAN BONIFACIO, SAN BERNABÉ, SAGRADOS CORAZONES DE JESÚS Y DE MARÍA,SAN JUAN BAUTISTA Y SANTOS PEDRO Y PABLO.

Seguir leyendo toda la biografía pinchando con el ratón abajo en "Más información".



  • Día 1, San Justino.
Nació en la ciudad de Flavia Neapolis (actual Nablus, en Cisjordania; llamada Siquem en el Antiguo Testamento).1 Aunque afirma ser samaritano, su familia era pagana de habla griega, por lo que fue educado en ese contexto cultural.2 En su Diálogo con Trifón cuenta que estudió filosofía con diferentes maestros que por una u otra razón le decepcionaron y, tras convertirse al cristianismo (antes reconoce haber profesado la filosofía platónica) en Éfeso, en tiempos de Adriano, dedicó el resto de su vida a difundir lo que él consideraba la verdadera filosofía. Su concepto de la misma radica esencialmente en el sincretismo judeo-alejandrino. Parece ser que viajó bastante, y que al final de su vida se instaló en Roma, donde fundó el Didascáleo romano, una escuela de filosofía cristiana. Sufrió martirio en la capital del Imperio, al parecer debido a sus disputas con el cínico Crescencio,2 durante el reinado de Marco Aurelio, siendo Junio Rústico prefecto de la ciudad (entre 162 y 168).

Justino es uno de los mártires que demuestra, desde el punto de vista histórico, de cómo la Iglesia celebraba el culto desde el comienzo de la misma. En el capítulo 2, versículo 42 del libro Hechos de los Apóstoles, se lee "Perseveraban asiduamente en la doctrina de los Apóstoles y la comunión, en la fracción del pan y en las oraciones". De allí que su famoso discurso eucarístico sea citado siempre como referencia de cómo vivían la fe los primeros cristianos.


  • Día 3, San Carlos Luanga.

Muchos cristianos de Uganda fueron condenados a muerte por el rey Muanga entre 1885 y 1887. Destaca Carlos Luanga y sus veintiún compañeros, todos ellos con edades comprendidas entre los 14 y 20 años. Pertenecían a la corte de jóvenes nobles y eran seguidores de la fe Católica. Pero por negarse a satisfacer los deseos impuros del monarca fueron degollados o quemados en la colina Namugongo.


  • Día 5, San Bonifacio.

Perteneció a una noble familia inglesa de Devonshire. Fue monje y se dedicó a la Evangelización de los pueblos germánicos. Winfrid (así se llamaba) recorrió con su predicación gran parte del territorio germánico durante tres años. El Papa lo llamó a Roma, lo consagró obispo y le dio el nuevo nombre de Bonifacio. Fundó la Abadía de Fulda como centro propulsor de la espiritualidad y de la cultura religiosa de Alemania. Cuando era anciano, el Día de Pentecostés estaba celebrando misa en Frisa y un grupo de Frisones asaltó a los misioneros. Bonifacio murió mártir cuando la espada de un infiel cayó sobre su cabeza.


  • Día 11, San Bernabé, apóstol.

Bernabé fue probablemente uno de los setenta discípulos de los que habla el Evangelio. Los Apóstoles le tenían mucho aprecio, por ello, lo escogieron para la Evangelización de Antioquía. Después de un año de trabajo, logró muchas conversiones. Junto a Pablo, partió hacia otros lugares. Ambos se complementaron a las mil maravillas y, una vez separados, ya no se tienen más noticias de Bernabé. Se le atribuye la paternidad de la Carta Paulina a los Hebreos y de otro escrito, llamado El Evangelio de Bernabé, ahora perdido.


  • Día 12, SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS (Solemnidad).
  • Día 13, Sagrado Corazón de María.


  • Día 24, SAN JUAN BAUTISTA (Solemnidad).

Fue una de las primeras fiestas religiosas y la Iglesia nos invita a recordar y a aplicar el mensaje de Juan. Se conmemora el nacimiento terrenal del Precusor: el enviado por Dios para preparar el camino al Salvador. Es el último profeta con la misión de anunciar la llegada inmediata del Salvador. La vida de Juan Bautista nos enseña a cumplir la misión que adquirimos el día de nuestro Bautismo: ser testigos de Cristo viviendo en la verdad de su palabra y transmitir esta verdad a quien no la tiene, por medio de nuestra palabra y ejemplo de vida.


  • Día 29, SANTOS PEDRO Y PABLO, apóstoles (Solemnidad). 

San Pedro y San Pablo son dos Apóstoles que dieron su vida por Jesús y, gracias a ellos, el Cristianismos se extendió por todo el mundo. Sus cadáveres estuvieron sepultados juntos durante unas décadas. En 1915 se encontraron estas tumbas pintadas con expresiones piadosas que ponían de manifiesto la devoción por estos santos desde los inicios de la vida cristiana. En dicho lugar se celebraron las reuniones de los cristianos primitivos. Desde entonces, se viene conmemorando esta fiesta doble de San Pedro y San Pablo el 29 de junio. El sentido de la festividad es recordar lo que los dos grandes santos hicieron, aprender de su ejemplo y pedirles en este día su intercesión por nosotros.