PORTADA PRINCIPAL

jueves, 25 de junio de 2015

TERCERA Y ÚLTIMA CONFERENCIA SOBRE LA VIRGEN DE LA PIEDAD DE BAZA, EN EL 525º ANIVERSARIO.



Seguir leyendo toda la crónica pinchando con el ratón abajo en "Más información".


Llegamos al final del Ciclo de Conferencias que la Hermandad de la Piedad ha organizado con motivo al 525º Aniversario del hallazgo de la imagen de la Virgen de la Piedad, Patrona de la ciudad de Baza. 

La tercera y última de estas conferencias tenía lugar el miércoles 24 de junio, a las 20:30 horas, en el Centro Cultural Santo Domingo, y ha sido impartida por el restaurador granadino de obras de arte, Don Dionisio Olgoso, quien a través de fotografías y esquemas ha ilustrado su charla sobre los dos procesos de restauración que él y su equipo han llevado  a cabo en la imagen de la Virgen de la Piedad.


La Hermana Mayor de la Piedad, Doña Rocío Ruiz, ha sido la encargada de iniciar este acto agradeciendo la presencia de este especialista en restauración. Después ha cedido la palabra a Don Jesús Serrano, Secretario de la Hermandad de la Piedad, que se ha encargado de presentar a este profesional de la restauración.


A través de fotografías realizadas en su taller de restauración, Olgoso ha ido explicando todo el proceso de restauración de la imagen de la Virgen de la Piedad, tanto en la intervención primera que se le hizo para recuperar el esplendor pasado como en la segunda intervención que se le hizo tras los leves destrozos que sufrió la imagen cuando hace unos años se produjo un robo en el interior del Templo en donde se custodia y venera.


El ponente ha comenzado subrayando la gran responsabilidad que tuvo al tener que restaurar no sólo una obra de arte, sino al tener que restaurar una imagen devocional y de tanta importancia para un gran colectivo, más aún al tratarse de la Patrona de un pueblo, lo que la hace más relevante aún. 


Las dos restauraciones realizadas en la sagrada imagen se han hecho en un taller que el artista tiene en Granada, por lo que lo primero que se hizo fue el traslado de la imagen hasta ese lugar, el cual se hizo con el mayor de los cuidados para que la imagen no se dañara en el desplazamiento por carretera.


Una vez en el taller, la Virgen fue sometida en un estudio y análisis mediante radiografías para conocer realmente el estado de conservación de la misma, los materiales empleados al hacerla y al restaurarla después de la Guerra Civil Española, cuando la sagrada imagen sufrio grandes y graves mutilaciones. Los resultados de tal investigación realizada en parte en Madrid, desvelaron que en la superficie de la escultura existe una capa de pintura, otra capa blanca de yeso y sílice, y que el soporte o tronco es de alabastro. 


En dicho informe se pudo apreciar la restauración realizada en el siglo XIX y sobre todo la reconstrucción que Don José María Ponsoda, restaurador valenciano de la época, acometió tras los destrozos que sufrió la Patrona de Baza al inicio de la Guerra Civil, en el año 1936. 


El mismo estudio y análisis mostraba todo el interior, apreciándose la unión con vástagos que hiciera Ponsada para fijar la cabeza de la Virgen y la cabeza del Niño Jesús en el tronco de la imagen.


Aunque también se restauró la peana sobre la cual va colocada la imagen, trabajo realizado por el equipo de Ogoso, sin embargo el proceso de restauración de la imagen sagrada fue realizado personalmente por Don Dionisio, quien, tras hacerle un test de limpieza a la escultura, fue restaurando y policromando las partes más dañadas.


Para todas estas explicaciones del proceso de restauración, el ponente se ha ayudado de fotografías en las que se apreciaba el antes y después de la imagen y de la peana.

Preguntado sobre la datación y estilo artístico de la Virgen de la Piedad, Olgoso se ha atrevido a decir, que, aunque no puede decirlo con gran fiabilidad, debido a los materiales con los que se hizo, y teniendo en cuenta el tamaño y la forma, se podría considerar que esta imagen es de estilo Gótico tardío y casi a las puertas del Renacimiento, posiblemente del siglo XV, siendo de uso particular y de fácil transporte como otras imágenes de esa época y que son también patronas de grandes ciudades españolas, como la Virgen del Pilar o la Virgen de Monserrat.



El acto ha terminado con el agradecimiento de la Hermana Mayor al ponente, haciéndole entrega de un obsequio que ha consistido en un cuadro de la imagen de la Virgen de la Piedad realizado por el artista Don Ramón Salarich. 


Después Doña Rocío Ruiz a pedido a Don Emilio José Fernández, Párroco de San Juan y Consiliario de la Hermandad de la Piedad, que clausurara este Ciclo de Conferencias, el cual lo ha hecho con un breve discurso en el que ha destacado que estos tres días de conferencias nos han servido para conocer mejor a nuestra Patrona y para que tomemos consciencia del gran legado que hemos recibido de nuestros antecesores; de la gran responsabilidad que tenemos para cuidarlo y transmitirlo en herencia a las futuras generaciones.